El duelo del siglo fue en ‘La muerte tenía un precio’

Clint Eastwood seguía en América con el rodaje de ‘Rawhide’ y recibió una llamada en la que le pidieron volver a Europa para grabar ‘La muerte tenía un precio’, la primera película cosechó un gran éxito y esto permitió a Sergio Leone contar con un mayor presupuesto, tuvo acceso a muchos más recursos, ya fueran materiales o una plantilla más amplia, en esta producción podemos ver como aumenta significativamente la presencia de personajes y actores.

la-muerte-tenia-un-precioEn el primer largometraje fueron pocas las intervenciones de Almería, pero Sergio Leone quedó enamorado de sus maravillosos paisajes y decidió en esta nueva película que la ciudad interviniera mucho más, y así fue, podemos ver un gran listado de localizaciones de Almería en la producción. La mayoría situados en las proximidades de Tabernas, aunque también en la misma ciudad de Almería o en el parque natural del Cabo de Gata-Níjar.
Joe (Clint Eastwood) seguía jugando un papel muy importante, pero en la película veremos como aparece un segundo personaje dispuesto a quitarle protagonismo, hablamos del Coronel Douglas Mortimer, al que encarna Lee Van Cleef, actor que hasta entonces no había tenido mucha relevancia en sus papeles, pero con este fue conocido mundialmente.

Los dos cazadores de recompensas que buscan al mismo hombre decidirán unir sus fuerzas para poder darle captura, aunque cada uno se mueve por una razón completamente diferente.
La actuación de estos grandes actores junto a una vez más, una increíble música compuesta por Ennio Morricone, hicieron que el éxito de esta película fuera aún mayor que la anterior. La calidad de los decorados jugó también un papel importante, y es que el aumento de presupuesto hizo capaz la construcción del poblado de fraile, actual Oasys-Minihollywood que cumplía en 2015 su 50ª aniversario.

 

La película fue homenajeada en la quinta edición del ‘Almería Western Film Festival’ donde se proyectó la película y pudimos ver a gente que participó en el rodaje en 1965. Sin duda es una producción que ha marcado la historia del cine en Almería y será siempre recordada.

Agradecer a todas las personas que colaboraron en el primer volumen de ‘Paisajes de Cine’ del cuál he podido obtener información de calidad para elaborar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *